in

La deliciosa expectativa de que viene una pelea de boxeo entre guerreros mexicanos

La deliciosa expectativa de que viene una pelea de boxeo entre guerreros mexicanos

Este fin de semana hay guerra de mexicanos en el boxeo de Las Vegas: Miguel “Alacrán” Berchelt vs Óscar Valdez. Sí, por supuesto es un combate entre dos a peleadores aztecas de alto nivel, y también, ambos son entrenados por mexicanos.

Pero más allá del tema específico del encontronazo entre Berchelt y Valdez, o de Reynoso contra Caballero, la fascinación que ha despertado esta pelea proviene de otro lado.

Soy de Puerto Rico, y una pelea entre mexicanos me genera exceptiva, atractivo, interés. Y es bien raro que una pelea entre dos peleadores del mismo país genere tanto interés a nivel mundial entre los fanáticos al boxeo.

Me vienen a la mente solo dos países que generan algo así: Estados Unidos y México. Tal vez, en esta ecuación se puede colar uno que otro combate entre japoneses en pesos chicos, pero ni tanto.

En peleas entre estadounidenses podemos mencionar varios clásicos. Sin embargo, la mayoría se concentran en la década de los 80, y sobre todo, en el peso completo.

Pero más recientemente, en el boxeo de las últimas dos décadas, se han dado varias peleas entre mexicanos que han incrementado el interés mundial. Y no solo eso, sino que las revanchas causan el mismo interés que la primera.

Uno de esos combates del pasado entre mexicanos que le llamó la atención al mundo, fue la famosa “Batalla de las Zetas”. En ese duelo, se enfrentaron Carlos Zárate, que en ese momento contaba con un increíble récord de 45-0 y 44 nocauts, contra Alfonso Zamora, quien no se quedaba atrás y tenía un récord perfecto de 29-0, y 29 nocauts. O sea, que combinados, tenían un récord de 74-0, con 73 nocauts. El poder de pegada de ambos generaba enorme expectativa. Y sí, por supuesto, la “Batalla de las Zetas” terminó por nocaut en el cuarto asalto en favor de Zárate.

Ya en el boxeo más moderno es imposible pasar por alto los encarnizados duelos entre Erik “Terrible” Morales y Marco Antonio Barrera, Israel Vázquez contra Rafael Márquez y hasta podríamos mencionar el de José Luis Castillo contra Diego “Chico” Corrales,que si la mente no me traiciona, era descendiente de mexicanos. Cada pelea de estas rivalidades era tan emotiva y encarnizada, que exigía una segunda pelea, una tercera, o hasta una cuarta. En total, estas rivalidades, sumaron 9 peleas.

Con el paso del tiempo, y desde la década de los 20 y los 30, el boxeo mexicano construyó una marca registrada, una denominación de origen, donde es sinónimo de valentía, corazón y bravura.

Ahí, el estilo que predomina, es el de lanzar muchos golpes, el de no necesariamente tener una gran defensa. Hay que tener una gran quijada y una capacidad martirizante para absorber golpes. Pero, sobre todo, hay tener HUEVOS.

Y sí, puede que de vez en cuando, salgan unos buenos peleadores mexicanos híbridos, de esos que saben pelear tan bien hacia atrás como lo hacen hacia adelante, y que cuentan además con un agudo sentido del contragolpe. En especial, en estos últimos años, en esta categoría han surgido peleadores como el Canelo Álvarez o Juan Manuel Márquez. Y la verdad es que hasta a ellos, los híbridos, los llama el ADN del guerrero azteca, y se enfrascaron en guerras como las de Márquez contra Pacquiao o la de la revancha entre Canelo y Golovkin. 

Según ESPN, la pelea entre Berchelt y Valdez será la pelea 154 de titulo mundial entre peleadores mexicanos. De ellas, 73 se han ido a la decisión; 80 han terminado por nocaut; 4 han sido decisiones técnicas, y 1 empate.

En fin, casi siempre que pelean dos mexicanos, eso es un peleón en la mesa. Y es que no hay país que nos haya dado más emociones en las últimas tres décadas de boxeo.

¡VIVA MÉXICO, CABRONES!

*El autor, DAMIÁN FERRER, es El Filósofo del Boxeo, y lo puede seguir en su página de Facebook.

Óscar Valdez piensa que lo apreciaron como verdadero guerrero al pelear con la mandíbula fracturada

Óscar Valdez piensa que lo apreciaron como “verdadero guerrero” al pelear con la mandíbula fracturada

Adrien Broner

Nuevo peso pactado en 147 libras para Broner vs Santiago; ambos cumplen con el pesaje