in

La guía definitiva: Así se destrabará la pelea del Alacrán Berchelt vs Óscar Valdez

La guía definitiva: Así se destrabará la pelea del Alacrán Berchelt vs Óscar Valdez

Cuando se confirmó el duelo entre Miguel “Alacrán” Berchelt vs Óscar Valdez por el título mundial súper pluma, lo primero que pensé fue: ‘La pandemia nos ha hecho ver que asumir que las cosas van a ocurrir como habitualmente ocurría es más riesgoso que antes’.

Luego de una cancelación en noviembre debido a que se reportó que Berchelt había contraído Covid-19 y la pelea se vino abajo como estaba programada originalmente para el 12 de diciembre (sí, el Día de la Virgen de Guadalupe en México), esa asunción quedó confirmada.

Ahora, con todo listo para este 20 de febrero en la ‘burbuja’ del hotel MGM Grand, en Las Vegas, Nevada, la pelea de Alacrán Berchelt vs Óscar Valdez llega a su punto de cruce en lo que se espera sea una guerra con falta de civismo en el ring.

Como exponentes de la ciencia dulce, Berchelt destaca por estar ubicado en la corriente más salvaje, mientras que Valdez transita hacia un estilo como peleador-contragolpeador.

Es claro que su duelo por el cinturón del CMB evoca a algunas de las más grandes batallas en esta categoría de peso, sobre todo la tercera entre Erik Morales y Marco Barrera en 2004, que fue la pelea del año para la revista The Ring.

Cabe señalar que Berchelt y Valdez disputan el linaje de este título que ha estado en poder de Julio César Chávez, Floyd Mayweather, Morales, Barrera, Manny Pacquiao y Francisco Vargas, solo por mencionar a algunos combatientes súper pluma icónicos.

Sin embargo, y esta es mi opinión sopesada, ni Berchelt ni Valdez gozan de la fama y reconocimiento mundial que todos esos (excepto quizá Vargas), tuvieron en plenitud para convertirse en embajadores de la división y en ocasiones en el rostro del deporte ante una amplia audiencia internacional.

Se trata de dos estupendos boxeadores que llegan a su madurez en el momento indicado en busca precisamente de esa gran victoria sobre un antagonista de alcurnia.

Los dos carecen de una victoria de este nivel, son más reconocidos como peleadores de pura acción ante una base de seguidores que termina siendo un nicho.

El atractivo de las masas es elusivo para ambos.

Una victoria, clara o con drama, los pondría en la antesala de esa amplia fama y reconocimiento que los dos tanto ansían.

Hay mucho en juego, la clave para aspirar algún día a la grandeza de sus legendarios antecesores dentro del pugilismo, y tal vez ser inmortalizados la próxima década, en el Salón de la Fama del Boxeo en Canastota, Nueva York, empieza aquí.

Momios

Berchelt, el campeón defensor del título CMB súper pluma, llega a Las Vegas como el favorito en las principales plataformas como DraftKings, FanDuel, Bet365 y Caliente.

En promedio, El Alacrán de Quintana Roo lidera las apuestas con un promedio de -400 (arriesgas $400 para ganar $100), mientras que el de Sonora está abajo por +325 (ganas $325 por cada $100).

Pero más allá de las apuestas, hay que poner atención en las cualidades, la calidad de oposición que cada uno ha enfrentado y el momento.

Hasta el cierre de edición, Berchelt es favorito por una proporción de 11 a 4.

En el caso de DraftKings, la línea de apuestas más popular para que la pelea termine es menor de 8.5 rounds para Berchelt, y mayor a 8.5 rounds en caso de que el desfavorecido Valdez gane.

Quien sea el boxeador ganador tendrá el beneficio de adquirir además el derecho a cotizar como peleador del millón de dólares por pelea.

Las claves de Alacrán Berchelt vs Óscar Valdez

Berchelt ya fue derrotado en el primer round en marzo de 2014 por el infame colombiano Luis Flores en peso ligero, peleando en Palenque, Chiapas.

Valdez, la última vez que perdió fue en 2012 en la ronda eliminatoria de los Juegos Olímpicos de Londres, en la categoría de peso gallo ante el irlandés Joe Joseph Nevin, que terminó como el medallista de plata.

Ambos son vulnerables, no frágiles, recuerdan el sabor de la derrota.

La clave del peninsular para destrabar la pelea de Alacrán Berchelt vs Óscar Valdez, en su intento por retener el cetro CMB por séptima ocasión consecutiva, será aplicar su habitual enorme volumen de golpeo.

Berchelt destaca en la división súper pluma porque lanza en promedio 81 golpes por round y acierta 31.5, conectando el 38.9%.

Todas esas marcas están claramente arriba del promedio histórico de Compubox, el servicio informático que registra el golpeo, con sede en EEUU, ha analizado las últimas 13 peleas del Alacrán.

Valdez, por su parte, apenas tiene dos peleas en la división de las 130 libras, su muestra es muy pequeña y sólo permite ver el inicio de patrones clave en su golpeo.

El sonorense se ubica por debajo de los promedios de CompuBox en la división en casi todas las categorías.

Lanza 44.5 golpes por round (promedio de división 57.7), acierta 14.22 (17.4) y conecta el 31.89% (30.2%).

¿Qué haría el Alacrán?

Berchelt viene respaldado por el porcentaje de nocaut más alto entre los poseedores de un título mundial en las 130 libras con 88%.

Solo ha recorrido la distancia completa de los 12 rounds ante el ex campeón mundial Takashi Miura el 15 de julio de 2017 y presenta a la fecha una racha de cinco nocauts en sus últimas cinco defensas.

Su pelea más reciente ante Eleazar Valenzuela (detenido en 6 rounds), el 27 de junio de 2020, fue marcada como ‘no contest’. Y en realidad solo fue una pelea de exhibición en el estudio de TV Azteca para mantenerse activo, y no fue avalada por la Comisión de Boxeo de la Ciudad de México.

Berchelt mostró ante Miura, un zurdo con martillos en los puños, que puede boxear más y moverse con pasos laterales para minimizar el ataque del rival. Incluso, proteger delanteras por tiempo prolongado como lo hizo luego de derribar al nipón en el primer round. Luego, supo contener la marea que se le vino encima a mediados de la pelea con la desesperación de su rival, quien buscaba un solo golpe para noquearlo.

Es una filosofía boxística que casi no ha dejado de ver desde entonces y que contrasta con lo salvaje que ha lucido tanto en su primera pelea con Vargas para quitarle el título, como en sus otros duelos donde no está involucrado Miura.

Según CompuBox, Berchelt acierta el 47% de sus golpes de poder, un porcentaje absurdo más típico de un videojuego como Fight Night Champion (EA Sports), que una competencia en la vida real.

Pero ese es el nivel que ha obtenido Berchelt en los últimos siete años, sobre todo gracias al desarrollo con su entrenador Alfredo Caballero, uno de los mejores de México.

¿Qué debe hacer Berchelt para derrotar a Valdez? La respuesta es muy simple, pero su ejecución en el ring quizá no lo sea tanto.

Berchelt debe imponer el ritmo de mayor golpeo desde el primer round, usualmente arranca pronto en sus defensas por el título y lo sostiene hasta el final.

Debe aplicar además las ventajas naturales de estatura (1.70 mts) y alcance (1.75 mts), más el peso en rehidratación que fácilmente va tener en la noche de la pelea subiendo con al menos 140 ó 145 libras al ring.

Una vez presentando sus virtudes físicas y de golpeo, debe aplicar un plan de pelea perfecto. Caballero me mencionó hace 13 días en Hermosillo que su pupilo está listo para pelear en tres distancias. No cree que esto se vaya a las tarjetas y tampoco considera que exista una posibilidad de una pelea más con Valdez.

Pero eso es en teoría, y la ciencia dulce es rica en el incumplimiento de la teoría. Alacrán debe hacer una pelea cerebral. Y también debe estar dispuesto a perseguir a Valdez hasta conectarlo con golpes de potencia en cabeza y cuerpo que produzcan castigo y sean claros ante la percepción de los jueces.

No va ganar esto especulando con el jab y solo cortando el ring para verse estético, tiene que aplicar caos ordenado, sobre todo más allá de la segunda parte de la pelea.

Berchelt tenía el mal hábito de brincotear mucho antes de meterse a la distancia corta para colocar sus ganchos y uppercuts. Sin embargo, aún tiende a dejar extendida la mano izquierda cuando anuncia y recarga mucho el golpe. Es un hueco clave que Valdez debería aprovechar.

¿Qué haría Valdez?

De manera clara las estadísticas y las apuestas no favorecen a Valdez. Y creo que también es porque los punditos y los corredores de apuestas lo perciben como un tipo frágil que ha sido derribado tres veces. Y esto incluye su debut en la pelea número 1,000 de HBO, el 27 de junio de 2015 en una función estelarizada por Tim Bradley (G12) contra Jesse Vargas.

A la par de las caídas por golpeo efectivo, Valdez sufrió una fractura de mandíbula contra el inglés Scott Quig, el 10 de marzo de 2018, en la que fue su cuarta defensa del título pluma OMB.

A raíz de esta pelea fue urgente un cambio en el estilo y la cultura en el gimnasio.

Valdez cesó a su entrenador Manny Robles para unirse al equipo de Eddy Reynoso (el mismo de Canelo Álvarez), desde el 2 de febrero de 2019 lo tiene en su esquina.

En cuatro peleas, las dos primeras en peso pluma, y las últimas dos peleando ya en los límites de las 130 libras, es claro el nuevo estilo que Reynoso, considerado uno de los mejores del mundo, le ha enseñado.

La actual versión de Valdez lanza menos golpes en total, conecta ligeramente mayor porcentaje de jabs y ha logrado tener un índice de golpeo a favor de +16.7.

Eso es lo estadístico, en la filosofía Valdez transita hacia un estilo contragolpeador.

¿Qué debe hacer Valdez para ganarle a Berchelt?

Óscar debe sacar provecho de su mayor velocidad de manos y pies. Además luce menos robótico de lo que Berchelt aún es cuando se abalanza tratando de acertar montones de golpes.

Su defensiva aún es porosa y aunque ha mejorado claramente aún no está en el nivel que le permita bambolear, zigzaguear y usar tanto cadera como cabeza para evitar la mayoría de los golpes de poder de Berchelt.

Valdez, quien sí destaca por tener mejor balance cuando lanza combinaciones de poder, debería montar trampas usando fintas y piernas. Esto, para poder estallar con un counter, principalmente con su mano izquierda buscando la mandíbula de Berchelt.

Valdez va lanzar muchos jabs con la intención de fallar para invitar a Berchelt a la bolsa y tratar de combinar con mayor velocidad arriba y abajo. Su porcentaje de nocaut es el 78.5% y claramente no será la mejor pegada que Berchelt haya enfrentado en su etapa campeonil.

Si Óscar limita el volumen de Berchelt en 75 o menos golpes lanzados y 25 o menos conectados por round, y él lo eleva conectando mayor porcentaje en golpes de poder ‘cachándolo’ fuera de balance tendremos una pelea cerrada en las tarjetas que le pudieran dar una victoria por decisión dividida en 12 asaltos.

Valdez ya tiene algo de experiencia peleando contra tipos más altos y pesados como él, como el caso de Quigg. Pero también ha sido derribado por rivales como Adam López, el 30 de noviembre de 2019, quien lo envió a la lona en el segundo round, incluso a pesar de marcar 126 libras por 130 de Valdez en la báscula.

Veredicto

Luego de una lucha frontal, donde el ADN de guerrero temerario se va hacer patente en el ring, Berchelt debería ganar el combate. Esto, luego batallar en la primera parte ante un rival competente, que lo castigó con ‘counters’ en cada round, que lo forzó a economizar golpeo y que lo obligó a buscar en el fondo de su ser el poder de castigo y fundamentos boxísticos para doblegar a un retador resiliente, mejor entrenado tácticamente y físicamente que él, pero que al final se desmoronó.

La pelea de Alacrán Berchelt vs Óscar Valdez, se la llevará Berchelt por TKO en 11.

El Alacrán Berchelt y la traumática derrota por nocaut que le cambió la vida

El Alacrán Berchelt y la traumática derrota por nocaut que le cambió la vida

Veré Berchelt vs Valdez entre lágrimas; de haber sido tres meses después sería en un Staples Center lleno, se lamenta Bob Arum

“Veré Berchelt vs Valdez entre lágrimas; de haber sido tres meses después sería en un Staples Center lleno”, se lamenta Bob Arum