Los 10 mejores cuarentones de la historia
in

Los 10 mejores “cuarentones” de la historia del boxeo

Estos son los mejores cuarentones en la historia del boxeo, como Bernard Hopkins, quien a los 48 años seguía desafiando los límites de la naturaleza, y es él quien tiene el récord de haberse coronado a mayor edad, ya bien entrado en las cuatro décadas de vida.

Pero, ¿quiénes son los mejores cuarentones en la historia del boxeo? La revista Ring, a través de su historiador Lee Groves, realizó un recuento para escoger a los 10 mejores cuarentones de la historia del boxeo. Ring incluye sus récords como cuarentones.

1. Archie Moore (26-2-2, 16 KO)

Los biógrafos siguen discutiendo si el gran Moore nació en 1916 o en 1913, aunque para fines de este artículo el historiador Lee Groves aclara que los censos de Estados Unidos revelaron que Moore nació en 1916.

Cuando Moore cumplió 40 años el 13 de diciembre de 1956, acababa de caer en su segundo intento por hacerse del campeonato mundial de los pesados ante Floyd Patterson. Pero Moore seguía siendo el monarca de los semipesados, un título que había ganado en diciembre de 1952.

La pelea más impactante de Archie Moore le llegó unos días antes de cumplir 42 cuando se enfrentó al canadiense Yvon Durelle en disputa del campeonato mundial semipesado. Durelle derribó tres veces a Moore en el primer round, y luego una vez más en el quinto. Todo parecía perdido para Archie Moore. Sin embargo, Archie ejecutó su más grande regreso. Así lo describe Lee Groves en su recuento para Ring:

“A partir del sexto, el jabeo inteligente de Moore, su hermética defensa, y sorprendentes contragolpes, le permitieron al viejo caballo de guerra marcar puntos y desgastar a Durelle. Los poderosos golpes de Durelle se desvanecían con el paso de los rounds, y eso le permitió a Moore controlar el tiempo. Una serie de manos derechas derribó a Durelle al final del séptimo round,  y una hermosa combinación de tres golpes rematado por un upper de izquierda a la barbilla derribaron al retador otra vez en el décimo. La campana salvó a Durell, pero solo por los próximos 60 segundos. Una oleada de manos derechas seguidas por un gancho derribaron a Durelle al comienzo del undécimo, y una derecha final culminó el más sorprendente regreso en la carrera de Moore”.

En la revancha, cinco meses después, Archie Moore liquidó a Yvon Durrelle luego de derribarlo cuatro veces en el tercer round. La última derrota de Moore llegó antes de cumplir 45 años, cuando se enfrentó a una joven promesa de 20, Cassius Clay, quien lo derribó tres veces en el cuarto round para quedarse con el nocaut técnico.

Primera pelea de Archie Moore ante Yvon Durelle

2. Bernard Hopkins (7-4-1-1NC, 0 KO)

“Aunque uno pudiera argumentar que Hopkins debería estar más abajo por su porcentaje de triunfos de .538, esa percepción es mitigada por dos factores. Primero, el Hopkins, cuarentón ha enfrentaron oposición consistentemente de clase mundial bajo los reflectores del pago por evento, un contexto que ciertamente eleva el riesgo de derrotas. Y segundo, algunos podrían argumentar que su empate ante Jean Pascal en la primera  pelea y sus dos derrotas ante Jermain Taylor debieron resultar en victorias para Hopkins, lo que habría elevado su récord post 40 años a 10-2 con una pelea sin decisión. Y si uno cree que su derrota con Calzaghe fue cuestionable, esa foja se incrementaría a 11-1, con una sin decisión. Los logros de la carrera reciente de Hopkins son dignos de esta clasificación tan alta”.

Así empieza Lee Groves su argumento para poner a Bernard Hopkins como el segundo entre los mejores cuarentones en la historia del boxeo. Cuando Hopkins cumplió 40 años el 15 de enero de 2005, según Groves en Ring, era el campeón indiscutible de los medianos con 4 cinturones en su poder y era el número uno libra por libra, el de más edad en la historia del boxeo, y además con el récord de más defensas en la categoría que le había arrebatado a Carlos Monzón.

Luego de sus dos derrotas ante Jermain Taylor, Hopkins subió a la categoría se los semipesados con triunfos sobre Antonio Tarver y Winky Wright. Su ímpetu fue frenado por una decisión dividida ante Joe Calzaghe, pero regresó para liquidar a Kelly Pavlik en un triunfo de alto perfil. En diciembre de 2010 disputó el campeonato mundial semi pesado del CMB ante Jean Pascal pero la pelea termina en empate, y en una revancha directa, Hopkins logra imponerse al derrotar a Pascal por una apretada decisión unánime.

El triunfo de Hopkins sobre Pascal y la obtención del campeonato mundial, convirtieron a Hopkins en el peleador más viejo de la historia en conseguir un campeonato mundial a la edad de 46 años, 4 meses y 6 días. Casi dos años después, Hopkins superó su propio récord al vencer a Tavoris Cloud y coronarse campeón mundial semipesado de la FIB a los 48 años, 1 mes y 22 días.

La segunda pelea entre Bernard Hopkins y Jean Pascal

3. George Foreman (17-3, 12 KO)

En 1987, a los 38 años, George Foreman regresó al ring luego de haber brillado principalmente en la década de los setentas. Con un físico muy diferente al cuerpo cincelado y temible de sus mejores años, Foreman provocó las burlas, las risas y el escepticismo.

Pero Groves asegura que la clave del éxito en esta nueva fase de Foreman fue haberse manejado fuera de los reflectores en sus primeras peleas para recuperar sensaciones sobre el ring, y ajustar su estilo de pelea a su nuevo físico.

El 10 de enero de 1989, Foreman cumplió 40, e inició una campaña de 10 triunfos y 8 nocauts hasta recibir la oportunidad en 1991de enfrentar a Evander Holyfield, recién coronado campeón mundial de los pesados por el CMB, la AMB y la FIB.  Foreman fue dominado, pues no pudo establecer su golpeo de poder, frente a un Holyfield que  iniciaba su reinado en los pesados y que se impuso por decisión unánime. “Holyfield se llevó los puntos, pero yo demostré mi punto”, dijo Foreman refiriéndose claramente a que, a su edad, podía seguir siendo un contendiente en la máxima categoría.

Foreman persistió en los triunfos hasta tener una nueva oportunidad mundialista ante Tommy Morrison en junio de 1993, en disputa del cetro vacante de la OMB pero cayó en una holgada decisión unánime.  Sería hasta noviembre de 1994 cuando, por fin, George Foreman pudo hacer historia y coronarse otra vez campeón mundial AMB y FIB ante Michael Moorer que, a su vez, había destronado a Evander Holyfield. Así lo describe Lee Groves en su recuento:

“En los primeros nueve rounds, Foreman se vio como se vería un peleador de 45 años y 310 días, pero en el décimo un recto de derecha aguijoneó el mentón del campeón de 27 años y lo anestesió. Mientras la gente en el MGM Grand cimbraba el edificio en el festejo, Foreman se arrodilló en la esquina y agradeció en silencio al creador. Con un solo golpe, Formen no solo despedazó por ocho años el récord previo de Jersey Joe Walcott como el peleador más viejo en ganar un título mundial en los pesados, sino que se convirtió también en el peleador más viejo en coronarse en cualquier categoría”.

Meses después, Foreman fue despojado de sus cinturones por negarse a enfrentar los retadores que le ordenaban tanto la AMB como la FIB, pero ya había hecho historia al salir del retiro para hacer uno de los regresos más impresionantes de que se tenga memoria.

El récord de George Foreman prevaleció hasta mayo de 2011, cuando Bernard Hopkins, con 46 años y 4 meses se coronó campeón mundial semipesado CMB, récord que el mismo Hopkins rompió en marzo de 2013 al coronarse por la FIB a los 48 años, 1 mes y 22 días. Un peleador infaltable entre los mejore cuarentones en la historia del boxeo.

El KO de George Foreman ante Michael Moorer

4. Larry Holmes (21-3, 10 KO)

“Muchos observadores creían que habían visto todo en el ‘Asesino de Easton’ cuando Mike Tyson despedazó a un Holmes de 38 años en menos de cuatro rounds. Holmes, sin embargo, pensaba diferente. Luego de revisar el panorama de los pesados, Holmes llegó a dos conclusiones. Primero, el nivel de la mayoría de los pesados era terriblemente deficiente, y segundo, si George Foreman podía embolsarse millones de dólares, él también podía. Y así, el 7 de abril 1991, Holmes, de 41 años, lanzó lo que se convertiría en un regreso ampliamente exitoso al boxeo”.

Así presenta Lee Groves su caso sobre Larry Holmes. En su primera pelea, Holmes noqueó a Tim Anderson en el primer round, y empezó una campaña de 5 triunfos  y 3 nocauts hasta enfrentar a Ray Mercer en su primera pelea de buen nivel, a quien Holmes superó por decisión unánime, y según Groves, “lo llevó a la escuela”.

Holmes se ganó la oportunidad de disputarle, el 19 de junio de 1992, el campeonato mundial CMB, AMB y FIB a Evander Holyfield y, aunque dio una pelea competitiva, Holmes no pudo contra Holyfield y perdió una decisión unánime. Tras otra campaña exitosa, Larry Holmes volvió a disputar un título mundial del CMB frente a Oliver McCall el 8 de abril de 1995, pero cayó en una muy apretada decisión unánime.

En su regreso, Larry Holmes no pudo coronarse como cuarentón, pero ciertamente que fue un regreso exitoso en su carrera, y por eso está entre los mejores cuarentones en la historia del boxeo.

Lo mejor de la pelea entre Larry Holmes y Evander Holyfield

5. Kid Azteca (25-1-2, 22 KO)

Luis Villanueva Páramo, el gran especialista mexicano del gancho al hígado, nunca peleó por un campeonato mundial, pero sin duda que es una leyenda del boxeo mundial al defender más de 60 veces su campeonato nacional welter.

Aunque hay discrepancias sobre la fecha de nacimiento de Kid Azteca, Groves refiere que el diario San Antonio Express citó el 21 de junio de 1917 como la fecha acreditada en el pasaporte, por lo que Groves usa esa fecha para analizar el caso del mexicano.

Según Lee Groves, estos son los méritos de Kid Azteca para entrar en el listado:

“A diferencia de la mayoría de peleadores mayores de 40, no hubo un declive dramático en cuanto a resultados. Luego de tomarse 11 meses de descanso tras perder en 10 rounds ante Juan Padilla, Azteca se fue con récord de 18-0-1 y 15 nocauts en sus siguientes 19 combates. Un empate a 10 rounds ante Agustín Vega fue la única mancha en ese lapso y acumuló rachas de nocauts de cuatro, siete y tres, la mayoría dentro de los primeros cinco rounds. Su única derrota como cuarentón llegó ante Joe Borrell, quien detuvo al mexicano de 42 años en cinco rounds el 18 de marzo de 1956. Azteca terminó su carrera con una cadena de 7-0-1, con todos los triunfos logrados por nocaut. La última pelea de Kid Azteca, con 47 años, fue un nocaut en el primer round sobre Alfonso Malacara el 3 de febrero de 1961 en Veracruz, México, un final como cualquier peleador hubiera querido, joven o viejo”.

El entrañable mexicano también está entre los mejores cuarentones en la historia del boxeo.

6. Roberto “Manos de Piedra” Durán (18-7, 9 KO)

7. Vitali Klitschko (3-0, 2 KO)

8. Thulane “Sugar Boy” Malinga (4-4, 2 KO)

9. Jack Britton (30-11-3-1 NC, 0 KO)

10. Sugar Ray Robinson (30-10-3-1 NC, 15 KO)

 

Mike Tyson y Dennis Rodman mencionaron a sus peleadores activos favoritos

Mike Tyson y Dennis Rodman mencionaron a sus peleadores activos favoritos

Liam Smith narra cómo fueron negociaciones entre Canelo y Callum Smith

Liam Smith narra cómo quisieron exhibir a Callum Smith en negociación con Canelo