in

Los 40 segundos del más profundo cara a cara entre Ruiz y Joshua

Vieron su futuro en el rostro del otro: Los 40 segundos del cara a cara entre Ruiz y Joshua
Vieron su futuro en el rostro del otro: Los 40 segundos del cara a cara entre Ruiz y Joshua

Andy Ruiz y Anthony Joshua vivieron un cara a cara profundo, largo, inquisitivo. Pareciera que el futuro entero les pasó en la mirada del otro, conforme se va acabando la cuenta regresiva para su pelea del próximo sábado.

Lo mejor de DAZN

Ambos peleadores se saludaron con cordialidad, pero cuando llegó el momento del cara a cara, algo cambió. Pasó como un relámpago y la vibra entera del lugar cambió.

Anthony Joshua, de 1.98 de estatura, dio un paso al frente para imponer su superioridad física sobre Andy Ruiz, que aunque está registrado con 1.88, en ese momento parecían como 20 centímetros de diferencia.

La imagen es emblemática de la narrativa que ha rodeado a la pelea desde el primer día.

El chico gordito, chaparro, de rostro infantil, enfundado en un jersey de los Knicks de la NBA, y una gorra de visera plana, y que le encantan los chocolates Snickers.

Enfrente, el Adonis, el peleador escultural, alto, musculoso, vistiendo su propia línea de ropa patrocinada con Under Armour, con audífonos Beats by Dr. Dre al cuello.

En el momento en que Joshua se le impuso enfrente a Ruiz en ese cara a cara, obligó a Andy a verlo directamente hacia arriba. Y ahí con su jersey de los Knicks y su gorra, Andy era como el niño de la secundaria que por fin enfrenta a su bully, más grande físicamente.

Pero la treta intimidatoria del inglés no pareció hacer mella en el mexicano. Ahí fue cuando toda la vibra en el lugar cambió. Ambos peleadores se fijaron la mirada sin parpadear. Con una intensa serenidad.

P U B L I C I D A D

Mas que los ojos, ambos peleadores parecían verse el alma. Lo que pase el sábado definirá sus vidas, y así será cómo se escriba su legado para la historia. Durante toda su vida recordarán lo que pase el sábado.

Uno exploraba el alma del otro. Sin pestañear, sin rencor, sin rabia, sin furia, sin hablar mierda. No había necesidad. Eran miradas serenas, pero inquisitivas. Eran miradas hurgando en el corazón del otro.

El silencio del lugar solo se rompía cuando un seguidor de Joshua gritaba “two time”, insinuando que Joshua se convertirá en dos veces campeón cuando derrote a Ruiz. Y Andy sin perder la compostura ni la serenidad, y sin quitarle la vista a Joshua, replicó: “And still…”.

Ruiz le contestaba al fan de Joshua, pero parecía también decirle al propio Anthony que el sábado, el anunciador dirá “And still…”, pues Ruiz seguirá siendo campeón del mundo.

Fueron 40 segundos que parecieron semanas.

Fue Eddie Hearn, el promotor, quien rompió el trance. Ambos peleadores volvieron a este mundo, se saludaron, y el lugar volvió a su bullicio habitual.

Así peleaba Salvador Sánchez a los 17 años

Así peleaba Salvador Sánchez a los 17 años

Son dos los nombres que el Canelo Álvarez estaría analizando como próximo rival

Son dos los nombres que el Canelo Álvarez estaría analizando como próximo rival