in

Márquez, Beristáin y el ansiado sueño del quinto título

En los últimos años los fanáticos del boxeo han escuchado de parte de promotores, manejadores, entrenadores y boxeadores, que este deporte es un negocio. Para bien o para mal siempre ha sido un negocio, pero en la última década esto se ha disparado de forma increíble, al punto que prácticamente no observamos combates donde se enfrenten los mejores.

Pero existen casos que tienen sus excepciones y me refiero al caso del mexicano Juan Manuel “Dinamita” Márquez y su entrenador el legendario Don Nacho Beristáin. Todos conocen la trayectoria de esta dupla, pues durante su carrera han enfrentado grandes batallas, especialmente con su acérrimo archienemigo Manny “Pacman” Pacquiao. En cada una de ellas, Márquez ha brindado lo mejor y eso no es debatible.

Ahora, a sus 40 años está en busca del ansiado título en cinco divisiones diferentes, pues ya tiene en su colección títulos en las divisiones pluma, súper pluma, ligero y súper ligero. Un detalle que muchos han obviado, Márquez ha quebrado esa barrera de que los boxeadores mexicanos tienen una vida boxística fructífera hasta la edad de 33 años a lo máximo. Esto debido a que la mayoría comienzan a muy temprana edad en el profesionalismo.

Han surgido nombres interesantes, uno de ellos Ruslan Provodnikov quién actualmente es el campeón mundial súper ligero. Márquez claramente ha expuesto que desea un combate por el título welter para cumplir su sueño y el ruso no es una opción. Este servidor entiende perfectamente la posición de Márquez, pues enfrentar a un rival peligroso como Provodnikov que no ostenta el título welter podría tronchar su sueño.

También se ha mencionado a Mike Alvarado como combate preparatorio, pero si han rechazado al ruso por lo antes explicado pues no hace sentido enfrentar a Alvarado que ni tan siquiera es campeón mundial. En mi opinión, aceptar el combate con Alvarado sería un error garrafal. Es de conocimiento que Alvarado ha invadido la división welter debido a problemas que tenía para realizar las 140 libras. Por lo tanto también es un boxeador de alta peligrosidad.

Algo que me llamó la atención, son las recientes declaraciones de Don Nacho: “Provodnikov, no vende”. Lamentablemente el legendario entrenador ha caído en la trillada frase cuando alguien desea evadir un área de peligro. Don Nacho, creo que usted es una persona ecuánime, profesional y de respeto, por favor no se embarre con declaraciones que sinceramente no es su estilo.

El estilo de Provodnikov ahora mismo es uno de los más mercadeables y esto es de conocimiento hasta en la luna. Un fajador incansable, con una pegada que va destruyendo a su rival. Don Nacho, usted conoce del gran peligro que representa el ruso para Márquez pero no lo desea aceptar públicamente, pues mejor es que se mantenga en la línea de que desean ese ansiado título welter y evitar mencionar palabras que no tienen sentido o en el mejor de los casos, no hacer declaraciones de esa índole.

Márquez y Don Nacho se merecen esa oportunidad titular en la división welter, ya bastante grandes batallas el fanático ha disfrutado de parte del “Dinamita”. Además, ya no están en una posición de tomar combates preparatorios. Conociendo que está a las puertas del retiro, pues el fanático debería entender su estrategia para conseguir ese posible último combate de su carrera con el campeón welter de turno, llámese Tim Bradley, Manny Pacquiao, Marcos Maidana ó Shawn Porter. Se merece intentar alcanzar ese sueño y por supuesto engordar aún más sus arcas.

En fin, soy partidario de que los mejores se enfrenten con los mejores… y claro que me encantaría un combate entre Márquez vs Provodnikov. Pero este uno de los casos mínimos que se debe hacer una salvedad, y aceptar el deseo de una futura leyenda como lo será Juan Manuel “Dinamita” Márquez.

 

¿Y si Neymar boxeara?

Maidana no acepta la derrota en votación de Floyd.