in

Mayweather y sus condiciones para escoger rival

Una vez que un boxeador profesional se ha ganado una base sólida de fanáticos entonces tendrá oportunidad de negociar un buen contrato, pero si el nombre de su oponente es Floyd Mayweather Jr. entonces las cosas se pueden complicar un poco. Con cuatro peleas pendientes de su contrato multimillonario con Showtime, “Money” está obligado a generar una cifra grande en lo que se refiere al Pago por Evento (PPV), así que el enfrentar a cualquier oponente pudiera no cumplir con esa meta. El objetivo principal del boxeo de paga es ganar cuanto más dinero sea posible y son los fanáticos a las peleas los que pagarán  por ver.

Debería de ser más sencillo para Floyd Mayweather Jr. el poder decidir a quien enfrentará en su siguiente pelea, pero cuando grandes intereses monetarios se ven inmiscuidos, entonces las cosas  pueden llegar a complicarse. El británico Amir Khan posee una gran base de fanáticos pero en sus últimas peleas no ha lucido, puede darse el caso de que pueda lograr buenos números en el pago por evento gracias al apoyo de la fanaticada británica pero también pudiera darse el caso de que los fanáticos estadounidenses no vean a Khan como una verdadera amenaza para el mejor peleador libra por libra y no se vean reflejados en el pago por evento.

Estoy seguro de que si Marcos Maidana fuera mexicano en lugar de ser argentino, sería sin lugar a dudas el siguiente rival de Floyd, porque la fanaticada mexicana es inmensa, tanto en México como en los Estado Unidos y tiende a apoyar incondicionalmente a los peleadores de su país. Lo que se vería reflejado en el PPV tal y como ha pasado cuando Mayweather Jr. ha enfrentado a peleadores de origen mexicano. En el peso súper welter no quedan muchos nombres que puedan generar grandes números en suscripciones de PPV, con la excepción del boricua Miguel Cotto, claro está, pero él estará ocupado alistándose para enfrentar a Sergio Martínez  en la búsqueda de su campeonato absoluto en una cuarta división. Quizá el campeón super ligero Danny García pueda lograr un millón de pagos por evento al enfrentar a Floyd.

Esta situación ¿favorece al boxeo profesional? ¿Por qué el nombre de un joven león no es suficiente para ser considerado como opción? Shawn Porter, Keith Thurman y Kell Brook son sólidos peleadores de la categoría welter pero su base de fanáticos no es tan sólida, ¿esto implicará que sus nombres no serán considerados hasta que no garanticen que puedan generar números altos en el pago por evento?

Las peleas deben de pactarse basándose en las clasificaciones y no solo en lo grande que pueda ser la base de fanáticos de un boxeador; es cierto que el boxeo profesional es un negocio pero cómo podrá lograr un joven talento llegar al estrellato si estando altamente clasificado por los organismos de boxeo su nombre no sea considerado para enfrentar a los grandes nombres de la industria por no poseer una gran base de fanáticos que brinden un soporte en el pago por evento. ¿Acaso se supone que los jóvenes leones vayan a construir una gran fanaticada enfrentándose solamente a rivales desconocidos?

Existen peleadores talentosos como Erislandy Lara y Guillermo Rigondeaux que no poseen una personalidad atractiva que les brinde el apoyo de una gran fanaticada lo que les puede dificultar pactar una pelea contra un boxeador encumbrado. ¿Podemos medir la fanaticada que sigue a un boxeador basándonos en el apoyo que recibe en su país? Me parece que en la actualidad es un hecho que eso llega a pasar,  pero la industria del boxeo no puede depender de ese factor únicamente ya que podría darse el caso de que esta situación impida que veamos grandes combates. Estrictamente hablando de los números del pago por evento, me parece que la afición cubana no es tan grande en tamaño como lo es la afición mexicana ¿por qué? ¿Cuántos aficionados existen en Cuba y cuantos en México? Aquí en IZQUIERDAZO hemos publicado que el boxeo profesional en España no recibe el mismo apoyo que en el Reino Unido, y mucho menos que en México donde las principales televisoras compiten por presentar las mejores funciones de boxeo en transmisión abierta.

Considero a las aficiones de Puerto Rico, Reino Unido y Argentina como unas de las mejores por el apoyo que brindan a los boxeadores de su país pero ¿acaso éstas son tan numerosas como la afición estadounidense?

Estoy seguro de que si se le da la oportunidad a un peleador joven, este probará por si mismo su valía ante la afición en general y que los fanáticos alrededor del mundo lo seguirán sin importar su nacionalidad;  y como ejemplo citaré solo tres nombres para que el lector los considere: Manny “Pacman” Pacquiao, Roberto “Manos de piedra” Durán y “El Profesor” Azumah Nelson.

Y usted amigo lector ¿cree que el factor del pago por evento afecte la decisión de Floyd Mayweather Jr. para decidir a quién enfrentar en su próxima pelea?

Libra por Libra, el documental de Juan Manuel Márquez, completo

2014, ¿el año de Ruslan Provodnikov?