in

Mike Tyson, la terrorífica conferencia con Lennox Lewis, y donde José Sulaimán cayó noqueado

Mike Tyson, la terrorífica conferencia con Lennox Lewis, y donde José Sulaimán cayó noqueado

Lennox Lewis contra Mike Tyson En enero de 2002, Lennox Lewis y Mike Tysonprotagonizaron una caótica conferencia de prensa que se convertiría en uno de los momentos más dantescos y vergonzosos en la historia del boxeo.

La pelea sería el 8 de junio de 2002. Pero el 22 de enero de 2002, se pactó una conferencia de prensa en Nueva York, tres meses antes de la fecha original que se había planteado. Lo que pasaría en esa conferencia de prensa alteró todos los planes.

Y es que ese día, el de la conferencia, parece que el diablo se le metió a Tyson. Totalmente metido en el personaje del villano bestial que tanto le gustaba para intimidar a sus rivales.

La tarea no era menor: había que intimidar al campeón unificado de ese momento, que tenía los cinturones del CMB, la FIB, y The Ring, Lennox Lewis.

Mike Tyson desata el infierno

Todo mundo esperaba que en aquella conferencia de prensa, ambos peleadores intercambiaran insultos y calentaran la pelea haciendo un pequeño show.

Pero todo dio un giro de 360 grados, iniciado por Mike TysonLuego de que Mike Tyson fue presentado en la conferencia, era el turno de Lennox Lewis. Desde su posición, Tyson lo esperó como una fiera acechando a su presa, hiperactivo, ansioso.

Tan pronto como Lennox Lewis se colocó en su pedestal, Tyson fue a su encuentro como un toro que busca a su presa. Sin embargo, antes de que llegara a su objetivo, uno de los guardaespaldas del pugilista inglés logró interceptarlo. Tyson respondió con un gancho de zurda contra el guardaespaldas.

Y empezó el desastre. Lennox Lewis se enfureció y le lanzó un derechazo a Tyson que tampoco dio en su objetivo.

Se formó una montaña humana. Dos pesos pesados, una decena de guardaespaldas y miembros de seguridad que también podrían ser pesos pesados, directivos, y demás. Volaban golpes, entre la bola se veían los pies de alguien volando por lo alto.

Y todo, frente a las cámaras que grababan lo que ocurría.

El verongonzoso show de Mike Tyson

Cuando por fin pudieron ser separados los peleadores, los ánimos seguían enardecidos.

Desde el lugar de los periodistas se escuchó gritar a alguien que decía que Mike Tyson debía estar contenido por una camisa de fuerza. Tyson lo escuchó, lo identificó, y empezó una lamentable serie de insultos grotescos.

Fueron escuchados en todo el lugar y con claridad, pues Tyson los lanzaba este el estrado hacia la zona de los periodistas.

Mike se tocaba los genitales, mientras lanzaba insultos racistas hacia la persona que identificaba como “blanquito”, y amenazaba con violarlo.

Uno de los guardaespaldas notó la gravedad de lo que estaba ocurriendo y trató de interponerse cubriendo con su gabardina a Tyson para que no se viera como se tocaba los genitales mientras insultaba al supuesto periodista.

El incidente marcó uno de los puntos más bajos en la carrera de Mike Tyson.

Este incidente vergonzoso puso en duda la pelea. La Comisión Atlética del Estado de Nevada decidió no volver a darle la licencia a Mike, por lo tanto la pelea ya no se llevaría en Las Vegas.

Los promotores se vieron obligados a encontrar una alternativa la cual fue Memphis, Tennessee y cambiaron de igual manera la fecha de abril para junio.

José Sulaimán, noqueado en el incidente

Tras el escándalo en al conferencia de prensa, que le dio la vuelta al mundo, las consecuencias comenzaron a salir para Tyson y Lewis. Primero, Lewis señaló que Tyson le había mordido la pierna, en medio de la gresca, por lo que Mike se vio obligado a pagarle 335 mil dólares por el cariñito.

Pero, además, el entonces presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán, interpuso una demanda por 52 millones de dólares aquella vez  en contra de Mike Tyson y Lennox Lewis, en la Corte Suprema de Manhattan.

Reclamaba que cuando se desataron los golpes en la conferencia de prensa, él fue empujado. Se cayó, se golpeó la cabeza y la cara con una mesa y quedó inconsciente.

Según el abogado del dirigente en esos años, Thomas Deas, su cliente se sometió a severas cirugías para que le repararan los dientes rotos. En la demanda de Sulaimán también se mencionó a la empresa promotora de la pelea, Main Evants, y a Dan Klores Communications, la compañía de relaciones públicas que en ese entonces representaba a Tyson.

La pelea

Finalmente, la pelea se realizó el 8 de junio de 2002 en una nueva sede, Memphis, Tennessee, luego de que Nevada le negara la licencia a Tyson, por el escándalo de la conferencia de prensa con Lewis.

En la llegada al ring de los peleadores, y su presentación, el ring estuvo dividido a la mitad por una fila de elementos de seguridad que cuidaban que las cosas no volvieran a salirse de control.

Como eran de televisoras distintas, Michael Buffer y Jimmy Lennon Jr estuvieron los dos sobre el ring, y se repartieron las tareas de anunciar a los peleadores.

El ring estuvo dividido a la mitad por una fila de elementos de seguridad que cuidaban que las cosas no volvieran a salirse de control.
El ring estuvo dividido a la mitad por una fila de elementos de seguridad que cuidaban que las cosas no volvieran a salirse de control.

En los contratos para la pelea estaba previsto que el peleador que cometiera un foul flagrante pagaría 3 millones de dólares al rival.

Pese a que Mike Tyson empezó la pelea sumamente agresivo y logrando. conectar ganchos de izquierda sobre Lewis, Lennox los asimiló bien.

A partir de ahí, Lennox Lewis dominó a cabalidad a Mike Tyson. Lewis cortó a Tyson en ambos ojos, y a base de upares violentos lo hizo sangrar también de la nariz. Fue una pelea de un solo lado: el de Lewis.

En el octavo round, Lennox Lewis conectó una violenta derecha al mentón de Tyson que se desplomó. Tirado sobre la lona, solo se cubrió los ojos con el guante y consumió el conteo. No hizo ningún intento por levantarse.

Fue más pareja la pelea en la conferencia de prensa que lo que fue en el ring.

Esa pelea marcó el fin de la carrera de Mike Tyson en peleas del más alto nivel. Haría solo tres peleas más en tres años, hasta optar por el retiro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

demetrius-andrade-liam-williams

¡Interesante! Confirmada pelea entre Demetrius Andrade y Liam Williams

oscar-de-la-hoya

Óscar de la Hoya recibe primer permiso federal para volver al boxeo