¡Wow! No te puedes perder el cara a cara de hoy entre Andy Ruiz y Joshua. Fueron mas de 40 segundos que rompieron la vibra de todo el lugar. Como si vieran todo su futuro, el resto de sus vidas en juego. ¡Vean la vibra que se generó! https://izquierdazo.com/lo
Pulgarcito Ramos, el mexicano que casi noquea a Joe Frazier por el título mundial pesado
in ,

Manuel “Pulgarcito” Ramos, el mexicano que casi noquea a Joe Frazier por el título mundial pesado

El 24 de junio de 1968, el mexicano Manuel “Pulgarcito” Ramos rozó la gloria cuando enfrentó a Joe Frazier en disputa del campeonato mundial de los pesados, y lo lastimó en el mismo primer round. Ramos estuvo a punto de hacer historia.

Era la primera defensa del título para Joe Frazier, y aunque estaba invicto en 20 peleas, prevalecía la incertidumbre sobre qué clase de campeón era. En parte, esto tenía que ver con los cuestionamientos sobre su legitimidad como campeón, pues los comisionados del boxeo habían forzado a Muhammad Ali al exilio boxístico despojándolo del título que ahora pertenecía a Frazier.

Pero esto no es sobre Joe Frazier, sino sobre su rival en su primera defensa: Manuel “Pulgarcito” Ramos, ese extraño peso completo mexicano que intentaría lo improbable. Buscaba convertirse en campeón mundial de los pesados. Ramos entendía la oportunidad que tenía enfrente.

“Peleo por toda Latinoamérica, no solo por México”, decía Ramos antes de la pelea al New York Times. “Intentaré noquear a Frazier en los primeros rounds. Sé que puedo noquearlo si se me da la oportunidad”, advertía al Los Angeles Times.

Si Ramos realmente lograba noquear a Frazier, se convertiría en el único latinoamericano en coronarse como campeón pesado, pues los dos intentos previos –Luis Ángel Firpo contra Jack Dempsey y Arturo Godoy contra Joe Louis– terminaron en derrotas.

Antes de la pelea, el diario mexicano Esto, quizás con exceso de confianza, quizás con ingenuidad, o quizás con ambas, prometió: “Nacerá un nuevo campeón y será mexicano”. Los aficionados mexicanos al boxeo compartían la esperanza y 500 compatriotas hicieron el viaje hasta Nueva York para apoyar a Ramos. Algunos de los aficionados portaban sombreros con el apellido Ramos y el sobrenombre Pulgarcito, cosido.

“Pulgarcito” era un sobrenombre claramente irónico para un hombre de 1.94 de estatura y 94 kilos de peso. La pelea se celebró el 24 de junio de 1968 en el Madison Square Garden, a más de 4,000 kilómetros de su hogar en Hermosillo, Sonora. Ramos se convertía en el primer mexicano en pelear en la más reciente versión del recinto histórico.

La pelea arrancó con un ritmo frenético donde el afán defensivo parecía solo opcional. Con 45 segundos transcurridos en la pelea, luego de que Frazier replegara al mexicano contra las cuerdas, Ramos lanzó una derecha perfectamente colocada que casi derribó a Frazier. “¡Frazier está sacudido!”, gritó el narrador, “Frazier está lastimado por un derechazo”. Sobre ese golpe, Frazier diría: “Fue la primera vez que me lastimaron. Había sentido otros golpes antes, pero nunca me habían prendido tan bien, en el botón”.

Luego de ese golpe, y de forma casi instintiva, Frazier se refugió en las cuerdas, y menguó su agresividad. La emoción de la multitud creció con Ramos, al menos por unos segundos, mientras acosaba a Frazier cuya caída parecía inminente. Pero cuando parecía que México estaba por tener su primer campeón mundial pesado, Ramos lanzó un gancho que lo inclinó hacia su izquierda y quedó abierto para que un violento y emblemático gancho de izquierda borrara por completo todo el impetu del mexicano. Y así nada más, aunque la pelea duró un round más, se le escapó a Ramos cualquier oportunidad real de vencer a Frazier.

Con cerca de un minuto por correr en el primer round, los cánticos de “¡México, México!” intentaban motivar a Ramos. Pero no pasaron ni 20 segundos, cuando los ataques desenfrenados de Frazier, lastimaron a Ramos quien apenas sobrevivió gracias a la campana. Temprano en el segundo round, Frazier derribó a Ramos quien con valentía logró ponerse en pie, solo para que el estadoundiense reanudara la golpiza.

Con menos de 10 segundos en el reloj, Frazier derribó por última vez al Pulgarcito. Mientras el réferi contaba, Ramos lo interrumpió señalándole con los brazos la rendición. Luego de la pelea, Ramos dijo que sentía vergüenza.

Años después, Ramos reconoció que luego de conectar aquella derecha que casi noqueó a Frazier y que casi lo convirtió en campeón mundial, se asustó, y por eso mismo, no pudo terminar a Frazier. Aunque su esquina le gritaba que no renunciara al combate, la pelea se definió justo en el momento en que Frazier se veía más vulnerable.

Frazier peleó cinco veces más antes de enfrentar y derrotar a Muhammad Ali en la primera de sus tres peleas. Antes de aquel combate de 1971, Norman Mailer escribió: “Mientras más cerca está un pesado del campeonato, más natural le es volverse un poco loco, secretamente loco, pues el campeón mundial pesado es el hombre más temible del mundo, o no, pero hay una posibilidad real de que lo sea. Es como ser el pulgar de Dios. No tienes nada más contra qué medirte”.

Luego de la pelea, Ramos peleó 27 veces más, perdiendo 22 de ellas, incluyendo las últimas 15 en fila. Sin duda, un final decepcionante para el primer mexicano que aspiró a un título mundial en los pesados. En junio de 2019, Andy Ruiz noquearía a Anthony Joshua para convertirse en el primer mexicano en coronarse campeón mundial en la máxima categoría.

Sin embargo, el 24 de junio de 1968, y ante Joe FrazierManuel “Pulgarcito” Ramos estuvo más cerca que ningún otro mexicano de la historia, en poder convertirse en el “pulgar de Dios”.

Pero por alguna razón, cuando Ramos estaba cerca de coronarse, se replegó y renunció. Quizás, como él lo dijo, aproximarse a lograr lo improbable le asustó. O quizás, él era la única persona con cordura en toda la arena.

Los 23 mexicanos que son miembros del Salón de la Fama del Boxeo Internacional

Los 23 mexicanos miembros del Salón de la Fama del Boxeo Internacional

Dónde ver, en qué canal y a qué hora la revancha de Andy Ruiz y Anthony Joshua

Dónde ver la pelea de revancha entre Andy Ruiz y Anthony Joshua