¿Realmente le iba ganando Meldrick Taylor a Julio César Chávez antes del nocaut en 1990?
¿Realmente le iba ganando Meldrick Taylor a Julio César Chávez antes del nocaut en 1990?
in

¿Realmente le iba ganando Meldrick Taylor a Julio César Chávez antes del nocaut en 1990?

Son ya 30 años desde que aquella noche, y todos siguen recordando con nostalgia la épica victoria que Julio César Chávez alcanzó sobre Meldrick Taylor en el último round. Era un 17 de marzo de 1990 en el hotel Hilton de Las Vegas.

A lo largo de la historia del boxeo han habido muchas peleas que los aficionados recuerdan. Pero hay otro nivel, las súper peleas, las noche de leyenda, los combates que escriben la historia. Recuerdos que pasan de generación en generación.

Y aquella noche de Julio César Chávez tiene, además, el aderezo especial de que también estuvo rodeada de controversia. No podía faltar ese aroma especial en una de las grandes batallas boxísticas de la historia.

En una pelea que se le complicaba a Julio César Chávez, logró mermar a Meldrick Taylor hasta derribarlo en el último round. Taylor estaba en muy malas condiciones, pero se puso de pie. Sin embargo, con cinco segundos en el reloj para terminar el round, el réferi Richard Steele detuvo la pelea.

La decisión de Steele sigue generando debate. Los críticos señalan que, con unos cuantos segundos en el reloj, detuvo una pelea que Taylor iba ganando.

Tras 11 rounds, el juez Dave Moretti tenía la pelea 107-102 en favor de Meldrick Taylor, a quien le había dado 8 rounds y 3 a Chávez. Otro juez, Jerry Roth, marcó la tarjeta más holgada, y fue en favor de Taylor, 108-101, dándole 9 rounds a Taylor y solo 2 a Chávez. Y el tercer juez le dio la pelea a Julio César Chávez 105-104, con 6 rounds para Chávez y 5 para Taylor.

O sea, que si el réferi Richard Steele dejaba a Taylor terminar la pelea, el estadounidense se habría llevado una victoria por decisión dividida sobre Chávez, con todo y la caída del último round.

Volví a ver la pelea, con tarjeta en mano, puntuando otra vez cada round, intentando resolver una pregunta que se ha hecho por años.

¿Realmente estaba ganando Meldrick Taylor el combate sobre Julio César Chávez?

Round 1

Fue un claro 10-9 en favor de Taylor. El estadounidense utilizó su jab y se mantuvo en constante movimiento dejando a Chávez en la distancia. La gran velocidad de sus golpes le permitió conectar 33 de los 92 que lanzó. Chávez, en contraste, apenas pudo conectar 9 golpes de los 27 que lanzó.

El ritmo de pelea empezaba a favor de Meldrick Taylor.

Round 2

El segundo capítulo era casi una réplica del primero, pues Taylor parecía en comando del ring. Sin embargo, en un momento del episodio, Chávez lo alcanzó. Conectó algunas combinaciones que le abrieron un corte en el labio inferior a Taylor.

El arsenal del mexicano logró penetrar por primera vez la defensa de Taylor, y Chávez se llevó el round 10 a 9.

Round 3

La pelea entraba en un mayor nivel de intensidad. Ambos peleadores atacaron sin guardarse nada, y lograron conectar golpes de poder. Sin embargo, parecía claro que Taylor conectaba una mayor cantidad de combinaciones, mientras que Chávez lograba conectar solo golpes aislados. El mexicano no lograba darle seguimiento a su golpeo por la velocidad de Taylor.

Round 4

Taylor se apoderaba nuevamente del comando de la pelea, moviéndose por todo el encordado. Hacía fallar a Chávez, y lograba conectarlo desde diferentes ángulos y direcciones.

Otra round para Taylor 10 a 9.

Round 5

La narrativa de la pelea empezaba a ser clara. Meldrick Taylor seguía en comando de la pelea, pero su cuerpo y su cara empezaban a enseñar los estragos del golpeo de Chávez.

La velocidad de Taylor seguía ahí, y con eso marcaba puntos importantes en los rounds. Sin embargo, Chávez taladraba el cuerpo de Taylor.

Era un round cerrado, pero se lo di a Taylor 10 a 9, porque pareció en ventaja durante el episodio.

Round 6

Meldrick Taylor ya acusaba recibo del golpeo al cuerpo de Julio César Chávez, pero ya no lograba responder con la misma nitidez ni velocidad de los primeros rounds. Chávez seguía metiendo combinaciones.

Para la mitad del round, el rostro de Taylor empezaba a desfigurarse, y sangraba profusamente de la boca.

Fue un round para Julio César Chávez, 10 a 9, e intentaba inclinar la balanza de nuevo a su favor.

Round 7

Taylor salió con vigor renovado al séptimo round. De nuevo, sacó su arsenal de golpes relampagueantes y se llevó el round. Su fórmula era ser más activo que Chávez, tirar más golpes,  e ir marcando puntos.

Meldrick Taylor se llevó el episodio 10 a 9.

Round 8

Fue otro round para Meldrick Taylor, quien se mantenía en el centro del ring. Era el terreno donde mejor lucía el estadounidense, lejos de las cuerdas y los rincones. Las combinaciones de Taylor, rápidas y nítidas, superaban los golpes de poder de Chávez.

Era round para Taylor 10 a 9.

Round 9

El noveno round fue complicado de puntuar. Chávez estaba aún repleto de dinamita. Sus golpes de poder y sus ganchos al hígado iban inmovilizando a Taylor.

Pero el estadounidense seguí teniendo respuestas rápidas, precisas y atractivas para el ojo de los jueces.

A pesar del round cerrado, se lo di a Taylor 10 a 9.

Round 10

Fue un episodio para Chávez que estaba viendo ya los frutos de la demolición que estaba haciendo sobre Taylor.

El estadounidense ya no tenía piernas. Había absorbido demasiado castigo, pero se mantenía en la pelea con puro corazón, sabedor de que se acercaba al campanazo final.

Round para Chávez 10 a 9.

Round 11

Otro round para Chávez que iba en cacería sobre Taylor. Lo sentía herido, y Taylor poco a poco se iba esfumando de la pelea. Los golpes de Chávez eran arriba y abajo. Seguía demoliendo el cuerpo del estadounidense.

Sin embargo, la pelea se le iba. Había una urgencia para el mexicano de noquear, o perder.

10 a 9 para Chávez.

El último round

Chávez siguió su tarea de demolición sobre Taylor, pero el round se le consumía y la pelea también. Taylor era un fantasma de sí mismo. Can valentía intentaba intercambiar con Chávez, pero todos los golpes de poder le entraban. Estaba cansado y golpeado. El equilibrio era endeble.

Con 22 segundos en el reloj, una derecha de Chávez entró seca a la mandíbula de Taylor y las piernas se le sacudieron al estadounidense. La arena estalló en euforia presintiendo el final.

Taylor estaba herido y nublado. En lugar de replegarse, se le fue encima a Chávez para intercambiar, a punto de caerse. El mexicano lo llevó a la esquina y llegó esa mano derecha que está tatuada en nuestras memorias.

Meldrick Taylor se fue a lona con 15 segundos en el reloj del último round. Se levantó a la cuenta de seis, y con seis segundos en el reloj. Steele lo vio a los ojos con una mirada compasiva, y detuvo el combate con 4 segundos en el reloj. Ante la incredulidad de narradores, y del propio manejador de Meldrick Taylor, Lou Duva, quien se metió como poseído a reclamarle a Steele.

Muchos creen que Steele debió haber dejado a Meldrick Taylor seguir en el combate pues estaba ya en los últimos segundos. Además, Steele no parecía tener noción del reloj pues no había advertencia de 10 segundos en la pelea.

Sin embargo, con la golpiza que estaba recibiendo Meldrick Taylor y con todas las complicaciones de salud que hoy tiene el estadounidense, parece que esa fue la mejor decisión en ese momento.

Así quedó Meldrick Taylor luego de sus peleas con Julio César Chávez

¿Cómo estaba mi tarjeta?

Ahora que volví a ver la pelea con tarjeta en mano, tras 11 rounds, yo tenía a Meldrick Taylor ganando 106 a 103. Le di siete rounds a Taylor, y cuatro rounds a Chávez.

Y si Richard Steele hubiera dejado seguir a Meldrick Taylor, y llegar hasta la decisión final, la pelea habría quedado 114-113 en favor de Taylor en mi tarjeta.

El recuerdo final

Más que el resultado, lo que se quedó en la memoria de muchos aficionados fue la forma en que ambos peleadores pelearon frente a frente en una gran noche de boxeo.

La arena estaba llena y la mayoría eran admiradores de Chávez. Esa mayoría de aficionados mexicanos bien pudo haber sido una influencia en la polémica decisión que Richard Steele tomó esa noche.

La pelea seguirá generando conversación y debate por muchas décadas más. Pero lo que nunca pasará desapercibido es el corazón, la bravura, y la forma en que ambos buscaron la grandeza.

Muere Roger Mayweather a los 58 años

Muere Roger Mayweather a los 58 años

Roger era todo mi mundo: Floyd Mayweather Jr despidió a su tío Roger tras fallecimiento

“Roger era todo mi mundo”: Floyd Mayweather Jr despidió a su tío Roger tras fallecimiento