in ,

Robert García cree que Canelo-Golovkin podría esperar hasta el 2017

Para algunos, el simple hecho de que el CMB dictaminará que Gennady Golovkin y Saúl Álvarez -campeón interino y campeón absoluto respectivamente– pueden hacer una pelea opcional antes de ahora sí estar inevitablemente obligados a disputar el título de las 160 libras que permite la división mediana, fue tomado como un retraso innecesario del encuentro. Dicho organismo expresó que desea ayudar a que el evento sea lo más grande posible y por eso decidió darle a los promotores y los peleadores más tiempo de calentar el combate.

Canelo Álvarez tendrá su primera salida en el mes de mayo, cerca del día cinco, para conmemorar ese festejo mexicano. Mientras que Golovkin se enfrentaría a un rival por definirse durante marzo o abril. Después, en septiembre del 2016, seguramente en el fin de semana de la independencia de México, chocarían el mexicano y el kazajo para definir al titular absoluto de la categoría peso mediano.

Para el entrenador Robert García –cuyo gimnasio en Oxnard, California ha sido la casa de púgiles como Chino Maidana, Jesús Cuellar, Julio César Chávez Jr. y Brandon Ríos– el tiempo ideal para que Canelo encarara al contrincante más difícil en los diez años de carrera profesional, no sería en septiembre del 2016, sino hasta algún punto del 2017. La opinión de García es respaldada en parte por el argumento de que también podría ser mejor negocio si la contienda la aguantaran un poquito más, ahí está el ejemplo, dice el entrenador, de la llamada Pelea del Siglo.

“Sería bueno ver esa pelea [GGG-Canelo], pero creo que para Canelo la manera más inteligente de hacerlo sería esperar hasta el 2017 y pelear con él”, le dijo Robert García al portal Boxing Scene en una nota publicada el día de hoy. “Así él obtiene más experiencia y dos o tres victorias más, más confianza. Eso también le daría a Triple G tres victorias más, quizá fáciles porque siempre noquea a los otros. Ahí están Mayweather-Pacquiao. Se tardaron como 6 0 7 años en hacerla y aun así vendió más de 4 millones de pay per view. Como quiera rompió records.”

¿La última caída de Mike Tyson?

Adrien Broner explota contra Bob Arum por descartarlo como rival de Pacquiao