in

Rosado llega en papel de aguafiestas contra Munguía

Jaime Munguía y Gabriel Rosado

Gabriel Rosado se perfila como la próxima víctima de Jaime Munguía.

En lo que pudiera ser una escena de coliseo romano, donde el gladiador ganador impone su voluntad sobre el antípoda abatido ante el júbilo del público, es el puertorriqueño quien no tiene gran cosa que perder ante un mexicano en ascenso.

Rosado 26-13-1 (15 KO’s, 4KO’ed) llega con 35 años de edad aceptando bajar ocho libras para enfrentar a Munguía en peso medio.

Es también como el peleador que ha diversificado más su carrera en el último lustro, y para muestra un botón: actor de reparto en la película Creed, combatiente en seriales de boxeo profesional a puño limpio, suplente de Julio César Chávez Jr. en caso de que este no pudiera pelear contra Danny Jacobs en 2019, y como aguafiestas contra prospectos en la división de peso súper medio.

Su pareo contra Munguía podría ser la última oportunidad como ‘lado B’ en un combate para mantenerlo clasificado a nivel mundial, su margen de error es sumamente pequeño.

Desde que Rosado trabaja con el entrenador Freddie Roach ha mostrado ser más competitivo, esta relación inició cuando el puertorriqueño se preparó para pelear contra Jacobs en noviembre de 2020.

Jacobs se impuso en una pelea mala en general por la baja actividad de ambos peleadores y la inconsistencia para castigar al contrario, sin embargo fue sumamente pareja y Rosado generó una narrativa donde podría haber ganado la pelea.

Al final perdió por decisión dividida contra el excampeón mundial peso medio de la FIB, ganando en una tarjeta por 115-113, pero sucumbiendo en las otras por idéntico puntaje: 113-115.

“Empecé a trabajar con Freddie porque sabía que podría ser el último hurra”, dijo Rosado a la prensa en el gimnasio Real Boxing, a unas cuadras de donde será el combate este sábado: Honda Center, en Anaheim, California.

“Siempre fue un peleador sólido, pero pensé que si hubiera sido un poco más agresivo podría haber ganado algunas de esas peleas cerradas”, comentó Roach después. “Está en mejores condiciones ahora. Pudimos atraer al último rival y noquearlo, y creo que este (Munguia) es más o menos del mismo tipo”.

Así lució Jaime Munguía en el pesaje

El optimismo de Rosado y Roach viene acompañado por la fiereza de los peleadores de Filadelfia, Pensilvania, cuna de una importante colonia puertorriqueña donde nació hace ya casi 36 años.

Presume haber entrenado en las mismas calles donde lo hicieron leyendas como Joe Frazier, Bernard Hopkins y Meldrick Taylor.

A diferencia de ellos, Rosado es un golpeador ordinario cuyo sentido de urgencia está activado por su reloj biológico en el ring.

Esa urgencia, acompañada de su sangre puertorriqueña, más el contar con Roach en la esquina, la va necesitar para detener la intención pulverizadora de Munguía, 37-0-0- (30 KO’s), de 25 años.

Munguía no ha lucido mejor desde que Dennis Hogan, un irlandés de pegada ligera, lo llevó al límite en 2019 disputando su anterior título OMB súper wélter en Monterrey, Nuevo León, cuando apenas ganó por decisión mayoritaria en lo que fue considerado un fallo favorable al local.

Rosado y Roach seguramente han dedicado horas a ver el video de esta pelea para tomarla como marco de referencia y tratar de hacerle daño a un blanco masivo, más fuerte, fornido, con golpeo demoledor, pero que no es considerado como un peleador cerebral.

Esto es lo que puede equilibrar la balanza y darnos como resultado una pelea de acción, el tiempo que dure.

Si Rosado sorprende obtiene un cinturón ‘B’: OMB intercontinental de peso medio, retrasa la campaña de Munguía como peleador de clase mundial y figura rentable en el mercado de América del Norte.

Si Munguía doblega a Rosado, obtiene un doble triunfo: se impone al mejor entrenador que ha enfrentado y frena el resurgimiento de su rival este año tras su ‘nocaut del año’ propinado al usbeko Bektemir Melikuziev.

La potencia de Jaime Munguía

Hechos en corto

  • Munguía: Clasificado en el lugar número 6 de Ring Magazine dentro de las 160 libras.
  • Rosado: Clasificado en lugar número 9 de BoxRec.com dentro de las 168 libras.

Compubox

Categoría: Golpes lanzados (L) y acertados (A) por round, más porcentaje

Peleador  Lanzados/Acertados X Round

Munguía: 65.4/21.2 (17mo.): 32.4%

Rosado:  53.4/12.5 (78vo.): 23.4%

-Pct. de golpeo acertado favorable a Munguía: +9.0%

Peleador         Pct. conectado          Pct. rivales     Índice +/-        Golpes X Round (L/A)

*Munguía              32.4%                           24.4%           +8.0                        21.2/65.4

Rosado                23.4%                           31.6%           -8.2                         12.5/53.4

*Lugar 24to en el Índice +/-, el cual mide la diferencia a favor de un peleador con respecto al porcentaje de golpes que acierta sobre sus rivales y que sus rivales le conectan.

Fuente: CompuBox

Lourdes Juárez

Lourdes Juárez gana decisión y retiene título ante Luz Elena Aguilar

Bronco Lara recibió ataques de Warrington

Warrington ataca al Bronco Lara: “No entiendo cómo pude perder”