in

“Voy a festejarlo chingón”: El ídolo Rubén “Púas” Olivares cumple 75 años

Voy a festejarlo chingón: El ídolo Rubén "Púas" Olivares cumple 75 años

Preocupado por la situación que se vive en México y el mundo y en medio de la pandemia de Covid-19, pero con planes ambiciosos, Rubén “Púas” Olivares cumple este viernes 75 años de vida.

El Púas Olivares, uno de los máximos ídolos de México en la historia del boxeo está de fiesta. Se dice satisfecho con la vida y preocupado por la actualidad del país, como lo manifestó en una plática con IZQUIERDAZO.

“No sé (si haré fiesta), pero creo que sí voy a festejarlo chingón”, dice un entusiasmado Púas Olivares, agradecido con Dios por permitirle festejar un año más.

Púas Olivares, uno de los más grandes boxeadores mexicanos de la historia

Considerado el mejor peso gallo de toda la historia, Rubén Olivares Ávila nació el 14 de enero de 1947. A unos días de cumplir los 18, el 4 de enero de 1965, debutó como profesional y ahí comenzó una de las más exitosas carreras de un pugilista mexicano que se convirtió en ídolo, aunque no le gusta que se lo digan.

“Se acuerdan de mí porque peleé, hice lo mío arriba del ring”, menciona el Púas, quien recuerda con aprecio a uno de sus grandes rivales.

“Uf, era cabrón ese mi Chucho”, recuerda Olivares sobre su rivalidad con Chucho Castillo, con quien hizo tres peleas, una de las mejores trilogías de la historia.

Olivares no pierde la chispa ni el carisma, pues cuando se le cuestiona qué pelea recuerda más, sin dudarlo responde: “La de anoche, qué pelea… aquí no falta con quien”.

Peleó 105 veces y terminó sus 23 años de carrera con récord de 89-13-3, 79 por la vía del nocaut. Fue cuatro veces campeón mundial, dos veces en gallo y dos en pluma. Comenzó su carrera con 61 triunfos y un empate, y fue en su pleito número 63 cuando conoció la derrota, el 16 de octubre de 1970 ante Chucho Castillo.

“Olivares, uno de los mejores que vi en mi vida”, asegura Lupe Pintor

Esos números y la calidad que mostraba en el ring fueron motivación para pugilistas que siguieron sus pasos y después fueron campeones del mundo, como Guadalupe Pintor. Sin dudarlo, el Grillo de Cuajimalpa asegura que el Púas Olivares fue su ídolo.

“Para mí es de los mejores boxeadores que vi en mi vida”, asegura Pintor. “Además fue una inspiración para mí, siempre fue mi ídolo Rubén”.

La carrera de Pintor comenzó en 1974, cuando el Púas ya había maravillado en la división gallo y cuando era todo un ídolo. Hizo una carrera brillante solo superada por lo que hizo años después Julio César Chávez.

“Fue un ídolo, creo que el máximo ídolo después de Chávez”, asevera Pintor. “Hizo una carrera brillante y distinguida y el honor se lo ganó arriba del ring. La verdad siempre ha sido mi ídolo, hay uno mejor que él indiscutiblemente, Chávez, pero para mí fue un personaje indiscutible”.

El Púas añora el boxeo del pasado

El Púas Olivares recuerda con nostalgia esas épocas en las que brilló, cuando el boxeo era diferente, sin tantos campeones ni tantas divisiones. Asegura que el pugilismo siempre ha sido un negocio. El cambio que ha experimentado el deporte de los puños es parte del mismo negocio.

“Ya no hay clinch, ya no hay, ni lo mencionan, ya no hay pelea”, menciona Rubén Olivares. “Bien me dijo el Chilero Carrillo, ‘hijo, cuida el boxeo porque se está acabando, cuídenlo”.

Se le cuestiona si el boxeo actual está acabado y de inmediato responde que no, pero suelta la carcajada.

Asegura que en la actualidad hay mucha gente metida en el boxeo, pero no sabe del deporte. Los pugilistas de hoy nunca sabrán lo que se sufría cuando él era ídolo.

“Mucha gente no sabe de boxeo, lo que se sufre y más antes para dar el peso, no había pesos intermedios antes, pesos gachos esos”, señala Olivares. “Antes de subir a la báscula mi entrenador siempre, cosa que ahora no hacen, me ponía un pañuelo en la báscula, limpio. Y me decía ‘súbete, hijo’. Luego lo agarraba de una punta con dos dedos y lo echaba a la basura. Era para proteger al peleador, no se vaya a pegar un pie de atleta, ahora no lo hacen. Ahora les dan agua para que se enjuaguen la boca y se la toman, teniendo ahí el embudo”

¿De qué vive hoy Rubén Olivares?

El ídolo mexicano vive en el barrio de la Bondojito y, pese a la pandemia de Covid 19, en ocasiones se le encuentra en el barrio de la Lagunilla, donde vende algunas de sus pertenencias. Asegura que nadie le regala nada y tiene que buscar la manera de sobrevivir.

“Aquí estamos en la Bondojito, de repente voy (a la Lagunilla), no he ido porque está la plaga (covid), y las que faltan”, comenta el Púas. “También salgo, salgo a trabajar, y ando movido porque a mí nadie me regala nada”.

En otras ocasiones manifestó que quería hacer el libro de su vida. Ahora tiene en mente una serie, por lo que busca quién la realice, todo esto como parte del negocio del boxeo.

“Tenemos que hacer el libro de mi vida, la película, ahora le llaman la serie del Púas, uuuta, va a estar bien bonita esa. A la gente le va a gustar, andamos en eso (quién la haga)”, asegura. “Todo eso es negocio, buscamos a alguien que lo quiera hacer. Todo el tiempo es negocio, todo el tiempo el boxeo ha sido negocio y más ahora”.

Rubén Púas Olivares en La Lagunilla
En febrero de 2020, el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar tuiteó una foto Rubén “Púas” Olivares en el mercado de La Lagunilla

Finito López coincide: Olivares es el segundo mejor mexicano de la historia

Otro pugilista que está considerado entre los mejores 10 de la historia de México es Ricardo “Finito” López, quien recuerda con agrado lo hecho en el ring por el Púas.

“Trascendió y de qué manera”, señaló el Finito. “Yo lo veo también porque estuvo con el Cuyo (Arturo Hernández), por todo lo que logró, era un peleador que nació para ello, se preparó fuerte, tuvo en el Cuyo una guía”.

Víctor Cota, historiador del CMB, y Eduardo Lamazón, comentarista en Box Azteca, tienen al Púas en su lista de mexicanos históricos en el número dos. Está solo detrás de Julio César Chávez, y Ricardo López coincide.

“Opino lo mismo que Víctor Cota, que el mejor gallo del mundo que he visto es Rubén Olivares”, dice Ricardo López sin dudarlo.

Y así como lo respeta y saluda con agrado cada que se lo encuentra, confiesa que también se divierten con las anécdotas o comentarios del ídolo legendario. Como cuando habla del Pollo a la Púas.

“Nos hace reír cuando habla del Pollo a la Púas”, dice el Finito, sobre la peculiar receta de don Rubén Olivares. “Al pollo le ponen todo lo que haya de alcohol: coñac, pulque, ron, todos los vinos y al final lo hierve, tira el pollo y se toma todo”.

Cumple 75 años, y Rubén “Púas” Olivares lamenta situación que vive México

Y así como en sus tiempos de gloria le pedían que cuidara el boxeo, también le decían que México se iba a componer. Se anima a hablar del país en general y lamenta la situación que se vive.

“En mis tiempos me decían: se va a componer…  ¿cuál se va a componer? Mexicanos, despierten por favor”, pide el Púas.

Olivares asegura que con solo leer un poco o ver las noticias se da cuenta de la situación de México y el mundo.

“Hay que ayudar al pueblo, el pueblo está jodido”, dice el legendario ex pugilista. “Me da no sé qué salir a la calle. Me trepo al metro, porque viajo en metro, y veo mucha gente pidiendo limosna, que quieren de comer y no hay. Llevo 50 pesos en cambio y se acaban rápido. Aquí vivo, en este país vivo, qué horror”.

El Púas lamenta la situación del país, invita a leer la Biblia, particularmente el Apocalipsis. Mientras, espera de un negocio que le dé estabilidad económica o una jugosa ganancia por la venta del libro de su vida o la serie del Púas.

El ídolo Rubén “Púas” Olivares está de fiesta y cumple 75 años, con buena salud y en espera de que su festejo sea, como él mismo lo dijo, chingón.

Así fue el momento de la detención de Chávez Jr.

El momento cuando Julio César Chávez Jr. fue detenido por la policía de Culiacán

Roy Jones da consejos a Canelo sobre cómo subir divisiones: “Los peleadores especiales hacen cosas especiales”

Roy Jones da consejos a Canelo sobre cómo subir divisiones: “Los peleadores especiales hacen cosas especiales”