in

¿Es Shakur Stevenson el mejor rival en la carrera de Óscar Valdez?

¿Es Shakur Stevenson el mejor rival en la carrera de Óscar Valdez?
Foto: Mikey Williams/Top Rank Inc via Getty Images

El mexicano Óscar Valdez encara este sábado en Shakur Stevenson al rival más importante de su carrera hasta el momento.

¿Es mejor rival Shakur Stevenson a sus 25 años como campeón superpluma de la OMB de lo que era Miguel “Alacrán” Berchelt a los 29 años cuando enfrentó a Óscar Valdez en febrero del año pasado por el fajín CMB?

Desde un punto de vista técnico, Stevenson es un peleador bien dotado naturalmente de tamaño y velocidad como para militar en los peso pluma y superpluma. Ha maximizado su habilidad boxística en cada pelea, lo mismo que su coeficiente intelectual arriba del ring. Eso le ha permitido colocar con gran precisión y economía sus golpes. Y además, limitar también la cantidad de golpes que recibe cada round, renglón donde es muy superior al mostrado por Berchelt hasta antes de su pelea con Valdez.

Stevenson, si bien no es tan popular ni golpea tan duro como el Alacrán en su mejor momento, es la principal amenaza al avance de Valdez en su intento por establecerse como el mejor de las 130 libras. Shakur es también el obstáculo para que Valdez ingrese al ranking Libra por Libra como pretende, y reclamar de paso el título lineal de RING Magazine en la división, un título que está vacante desde 2008 cuando Manny Pacquiao lo cedió después de vencer a Juan Manuel Márquez.

“Esta pelea me va a convertir en un super astro”, le dijo Stevenson apenas este martes a Dan Canobbio en su podcast Inside Boxing.

Claro, Stevenson es el típico peleador afroamericano que transpira una confianza tan gigante como su propia vanidad. Apela al ego competitivo de alguien que tiene la mira puesta en algo más allá de Valdez, por eso se siente ganador incluso antes de subirse al ring. En la mentalidad de Stevenson, Valdez es tan solo un mero trámite para seguir su camino hacia la grandeza.

A Shakur Stevenson le falta un momento de contundencia

Astro o no, a Stevenson le hace falta un momento de estruendo que glorifique su condición como figura en ascenso. Pese a su clara y enorme habilidad natural sobre Valdez, Shakur Stevenson carece de escenas explosivas dignas de aparecer en los noticieros de ESPN. No tiene, por ejemplo, un nocaut contundente como el de Valdez sobre Berchelt en febrero de 2021.

“Este es uno de los momentos más grandes de mi carrera”, dijo Stevenson a The RING al referirse al reto que representa el campeón superpluma del CMB. “Siento que en los grandes momentos doy un paso adelante. Definitivamente estoy buscando uno de esos momentos increíbles en los que los eclipse y me vea muy bien en el ring y le muestre al mundo quién soy. Ese es mi objetivo con cada pelea, pero esta pelea es más grande que otras peleas, así que tengo que subirlo de nivel”.

Stevenson ha sido cuestionado no sólo por la calidad de oponentes que había enfrentado hasta antes de Christopher Diaz en 2019, sino también por la consistencia en su despliegue ofensivo. Y es que Shakur solo había ofrecido destellos de lo que puede lograr cuando suelta las manos y aplica variedad de golpeo. Ese momento, el mejor de Shakur hasta ahora, fue ante el excampeón OMB, Jamel Herring, un curtido veterano de 36 años que fue dominado por completo hasta ser detenido en diez asaltos, para entregarle su título a la nueva sensación.

El problema es que Herring era un superpluma pequeño, avejentado y de puños ligeros, que probablemente enfrentó a Stevenson en el inicio del declive.

La bipolaridad de Shakur Stevenson

¿Será acaso el aburrido y contenido especulador que optó por la economía de golpes y minimizar el riesgo ante Jeremiah Nakhatila? Nakhatila era un superpluma alto y más grande que él a quien Stevenson optó por boxear en control crucero los últimos ocho rounds. Esto, luego de derribarlo en el cuarto asalto de una pelea de bostezos ganada por decisión unilateral.

Stevenson es un talentoso bipolar arriba del ring, con muy pocas fallas en su estilo.

Si quiere ser aupado después del término de su compromiso con Valdez para definir al mejor de la división debe dejar atrás la especulación. Debe tomar decisiones agresivas que le permitan superar este escollo, que para nada carece de fundamentos técnicos. Ha mejorado significativamente con Eddy Reynoso, evolucionado estilísticamente de ser boxeador-pegador a boxeador-contragolpeador.

Las fallas de Valdez, como los ataques abruptos con huecos en su defensa, inconsistencia para mantener el enfoque en el plan de pelea. Y quizás también se asomará el fantasma del escándalo de dopaje por uso fentermina, podrían ser suficientes para que Stevenson capitalice el momento.

Oscar Valdez v Shakur Stevenson
Foto: Mikey Williams/Top Rank Inc via Getty Images

El cálculo de Stevenson contra el tren de pelea de Óscar Valdez

Shakur debe hacer valer sus facultades también, aunque el resultado quizá termine siendo una cuestión de estilo, y no de contundencia.

Según CompuBox, Stevenson llega con una racha de 43 rounds consecutivos superando en golpes acertados a sus rivales. Es una racha que empezó en octubre de 2019 contra Joet González. Sólo ha sido superado en conectados una vez en 103 rounds disputados y en general tiene un balance de 1547 a 466 a su favor. El problema es que terminan como rounds donde apenas conecta 15 y permite 4.5. Ese es un volumen sumamente bajo como para dominar el típico ímpetu que caracteriza a Valdez, acompañado de su mejorada racionalidad boxística con Reynoso.

¿Perfeccionar el arte pugilístico de pegar y no recibir golpes será suficiente para establecerse como el primer campeón lineal de 130 libras en 14 años?

No del todo. Valdez jugará con sus cartas también, ya que promedia 53 golpes lanzados por round. Conecta 16 (para un 29.4%), y ha limitado a sus rivales a apenas un porcentaje de puñetazos conectados del 19%. En teoría, Stevenson va a batallar para ‘aterrizar’ sus manos en el cuerpo del sonorense.

Shakur no conoce la derrota desde que el brasileño Robeisy Ramírez le arrebató la medalla de oro en la final de peso gallo disputada en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Óscar por su parte presume lo mismo, su último traspié ocurrió en los cuartos de final del mismo peso ante el irlandés John Joe Nevin, el eventual medallista de plata en Londres 2012.

Veremos si Stevenson se agiganta o se achica contra el orgullo de Nogales, Sonora, este sábado.

Arena Coliseo tendrá pelea de título mundial: Esteban Bermúdez vs Hiroto Kyoguchi

Arena Coliseo tendrá pelea de título mundial: Esteban Bermúdez vs Hiroto Kyoguchi

Así fue el careo y pesaje entre Óscar Valdez y Shakur Stevenson

Óscar Valdez y Shakur Stevenson, sin problemas ante la báscula