in

Teófimo es un justo ganador, pero los jueces tuvieron una pifia histórica

Teófimo es un justo ganador, pero los jueces tuvieron una pifia histórica

Del resultado de la tan esperada pelea entre Teófimo López y Vasiliy Lomachenko podemos decir que Teófimo es un justo vencedor en una pelea muy cerrada, y que los jueces tuvieron una pifia histórica al apreciarla mucho más holgada de lo que realmente fue.

Por fin se dio el que podríamos llamar como el combate más esperado de este año y toda la pandemia. Tenía todos los ingredientes para ser un peleón.

Lo mejor de DAZN

Por un lado, el joven hambriento de reconocimiento y respeto; por el otro, un veterano con el prestigio de ser uno de los mejores boxeadores Libra x Libra en la actualidad. 

El lugar: la famosa “Burbuja” en Las Vegas. Y además, se optó por transmitir gratuitamente a todos los proveedores de ESPN una pelea que podía ser un buen Pago por Evento. De esta forma, la mesa estaba servida con todos los títulos de las 135 libras en juego: AMB, CMB, FIB y OMB.

De entrada, la pelea de principio parecía no ser posible este año. Y es que uno era estrella y el otro una futura estrella. Por lo mismo, una derrota a cualquiera de los dos sería, hipotéticamente, un mal negocio para Top Rank, la promotora de ambos peleadores. 

La primera mitad para Teófimo y la segunda para Lomachenko

La pelea llegó y se desarrolló como muchos pensaron. Lomachenko estuvo cauteloso al principio, como suele hacerlo en sus combates. Y Teófimo empezó agresivo, buscando imponer su ventaja física y su pegada.

Pero de primera instancia, a Lomachenko le tomó más asaltos de lo normal el empezar a descifrar a Teófimo. Y no solo eso, el ucraniano casi no lanzó golpes en esa primera mitad de la pelea y eso permitió que Teófimo ganara la mayoría de los asaltos.

En el ecuador de la pelea, Lomachenko encontró los ángulos. Y comenzó entonces a imponerse. A tal punto que pareció tomar ventaja ante los ojos de muchos seguidores. 

Se dice que Lomachenko calentó tarde, pero yo no diría lo mismo. Yo pienso que respetó mucho la pegada de Teófimo porque la sintió. Aunque la gran mayoría de esos primeros golpes quedaron en los guantes, con eso le dió al ucraniano para saber que, si se descuidaba, podría ser lastimado. Ese crédito hay que dárselo a López, que encontró la manera de sacar de ritmo a Lomachenko.

Pero pero el otro lado, no hay duda de que Lomachenko dominó la segunda mitad. Y puedo decir que el dominio del ucraniano en la segunda mitad de la pelea fue más claro que el de López en la primera mitad. 

En fin, muchos vieron empate. Otros tantos vieron a López ganar; y otros más, vieron a Lomachenko ganar, incluyéndome. Yo la puntué 115 a 113 en favor de Lomachenko, en una pelea súper cerrada. En eso, lo cerrado del combate, está de acuerdo el 99 por ciento de quienes he leído.

La locura en tarjetas de los jueces para Teófimo

Ahora bien, a donde va mi crítica es a las tarjetas de los jueces que vieron ganar a Teófimo en una holgada decisión unánime. Pero especialmente, mi crítica se centra a la tarjeta de dos de ellos. En mi percepción, las tarjetas de Julie Lederman, que vio 119-109, y la de Steve Weisfeld que marcó 117-111, son inaceptables. Para quien no conozca como se traducen esas puntuaciones, Lederman solo vio ganar un asalto a Lomachenko. Y Weisfeld lo vio ganar solo 3. Algo que está totalmente fuera de la realidad. 

La tarjeta de la señora Lederman, que entiendo y creo que debe ser penalizada de la misma forma que se penalizó a CJ Ross en aquella famosa tarjeta de 2013 en que vio un empate entre Mayweather y el Canelo.

Esa tarjeta en especial es una locura que está fuera de toda realidad. Y más allá, es hasta una falta del respeto al boxeo y a la posición de juez en una pelea tan importante.

Yo no tengo problemas con quien vio un empate o con quien vio ganar a López. Lo he dicho anteriormente: en peleas cerradas NO hay robos.

Esa es mi crítica. No es porque que perdiera el que yo pensaba que ganaba o vi ganar; lo que irrita es el margen con el que la vieron los jueces.

Para que tengan una idea de cómo la vieron los jueces, para ellos, si Lomachenko enviaba a la lona en tres ocasiones a Teófimo, ni siquiera así le alcanzaba al ucraniano para ganar la pelea. Así de grave fueron esas puntuaciones. Eso le hace mucho daño al boxeo y a la credibilidad de los jueces.

En fin, Teófimo López se convirtió en primer campeón unificado de las 135 libras y el primero latino o descendiente de latinos en lograr semejante hazaña. Y todo eso con 23 años.

¡FELICIDADES CRACK!

*El autor, DAMIÁN FERRER, es El Filósofo del Boxeo, y lo puede seguir en su página de Facebook.

Plan de Teófimo López es subir a 140 e ir contra ganador de Ramírez y Taylor, asegura su padre

Plan de Teófimo López es subir a 140 e ir contra ganador de Ramírez y Taylor, asegura su padre

Errol Spence no descarta subir a 160 libras y quiere pelea con el Canelo

Errol Spence no descarta subir a 160 libras y quiere pelea con el Canelo