in

En una pelea histórica de cinco caídas, Tyson Fury noqueó a Deontay Wilder

En una pelea histórica de cinco caídas, Tyson Fury noqueó a Deontay Wilder

En una de las mejores peleas en la historia reciente de los pesados, Tyson Fury noqueó a Deontay Wilder en el undécimo round para retener el campeonato mundial pesado del CMB la noche del sábado en Las Vegas.

Fue una pelea donde se registraron cinco caídas. Fury cayó dos veces, y Wilder cayó tres en un combate electrizante, físico, y todo el tiempo sobre un barril de pólvora.

Tyson Fury hizo buen uso de su gran ventaja de casi 20 kilos en el tonelaje para recargarle el cuerpo a un Wilder que se fue ahogando físicamente conforme avanzó la pelea.

En el tercer round, Fury mandó a la lona a Wilder con una potente mano derecha, y el estadounidense se levantó muy lastimado, pero lo salva la campana.

La pelea alcanzó niveles épicos en el cuarto round, gracias a la brutal mano derecha de Deontay Wilder. Fue justamente un recto de derecha que entró de lleno a la sien de Tyson Fury a unos segundos de terminar el round. El inglés quedó lastimado, se le doblaron las piernas y se fue a la lona. Se levantó. Wilder fue por él y el inglés volvió a caer. Se levanta con unos segundos en el reloj, y ahora es a Fury a quien salva la campana.

Luego de una pelea intensa y de mucho forcejeo, el décimo volvió a ser adverso para Deontay Wilder. El estadounidense se veía exhausto, fundido. Luego de que Wilder fallara un golpe, no pudo regresar a su defensa, y fue donde Tyson entró con una violenta derecha sobre el estadounidense para mandarlo a la lona.

Principalmente en los rounds ecuatoriales de la pelea, Deontay Wilder parecía severamente mermado físicamente. Como un zombie, lento en sus reflejos y reacciones, las piernas tambaleantes. A pesar de sus intentos iniciales y poco efectivos de castigar al cuerpo de Fury, volvió a ser codependiente de su mano derecha, su única arma en el boxeo.

Era un duelo de derechas. La de Deontay Wilder, lo sabíamos, uno de los golpes más destructivos en la historia del boxeo. Pero la mano diestra de Tyson Fury también estuvo provocando estragos en el físico de Deontay Wilder.

En una voltereta dramática, Wilder regresó en la recta final del round, y terminó el capítulo lastimando a Fury con tres derechas fuertes en el rincón. La campana vuelve a salvar a Tyson Fury que parece sacudido y lastimado.

El desenlace de la pelea fue sísmico. Wilder está muy lastimado, lento, sin reflejos, tambaleante. Las manos le pesan. No logra defenderse, y abrió el blanco para un violentísimo gancho de derecha de Tyson Fury que entró seco al menton de Wilder que cae como tabla. El réferi para la pelea de inmediato.

En una pelea histórica, Tyson Fury retuvo el cinturón de campeonato mundial pesado del CMB. Y de inmediato, se asoma al horizonte la unificación total con el recién coronado monarca de la FIB, AMB y OMB, Oleksandr Usyk.

Deontay Wilder cambió disfraz para tercera pelea con Fury

Deontay Wilder cambió disfraz por un bozal en camino rumbo al ring

Fury le ganó por KO a Wilder en la tercera

Fury tras ganarle por nocaut por segunda vez a Wilder: “Rezo por él”