in

Tyson Fury revela la mini parranda que tuvo la noche previa a la primera pelea con Wilder

Tyson Fury revela la mini parranda que tuvo la noche previa a la primera pelea con Wilder

Tyson Fury reveló que la noche previa a la primera pelea contra Deontay Wilder en 2018 tuvo una urgente necesidad de una cerveza por lo que bajó al bar y se tomó una.

“Cuando pelee con Deontay Wilder en Los Angeles en 2018 fue la noche antes de la pelea”, confesó Tyson Fury a Mauricio Sulaimán en el programa WBC Talks. “Tuve esta urgencia de bajar y tomarme una cerveza”.

Lo mejor de DAZN

Fury confiesa que se debatió moralmente entre si hacerlo o no. Sentía algo de culpa, pero al final se convenció a sí mismo de hacerlo.

Era un momento crítico en la vida personal de Tyson Fury. En 2015 le había ganado de forma sorpresiva a Vladimir Klitschko para arrebatarle todos los cinturones de título mundial. Pero, luego, Fury se perdió en las adicciones y en los problemas mentales, y no volvió a pelear hasta 2018. Esa pelea que Fury tendría al día siguiente, era la primera oportunidad por el título mundial en su regreso.

“Así que pensé, ‘sabes qué, estoy peleando por el campeonato mundial pesado, mi cuerpo me dice que necesita una cerveza, así que bajaré y me tomaré una'”, se decía Fury a sí mismo.

Y así fue como se convenció Fury de hacerlo.

“Le llamé al muchacho que me organiza mis cosas, Tim“, explica Fury. “Le dije, ‘Tim, alcánzame en cinco minutos en el bar'”.

Pero Tim pareció sorprendido por la repentina idea de Tyson Fury.

“¿Qué?”, le respondió Tim.

Y Fury le insistió en que lo alcanzara en el bar en cinco minutos.

“Entonces bajé, pedí dos cervezas, una para mí, y otra para mi amigo, Tim“, explicó Fury.

Pero Tim seguía preocupado.

“¿Qué haces? ¡Vas a pelear por el campeonato mundial de los pesados mañana por la noche!”, le dijo Tim.

Y Fury le dio la explicación.

“Le dije, ‘Escucha, los grandes de todos los tiempos solían tomarse un brandy y ponerse absolutamente ebrios antes de las peleas de campeonato'”, le dijo Fury. “Si me puedo tomar una cerveza estaré bien”.

Y según Tyson Fury, se tomó su cerveza y la parranda no pasó a mayores.

“Me terminé tomando la cerveza, me sentí bien y me fui a dormir temprano”, agregó Fury. “Y me sentí genial al día siguiente, y di una buena pelea”.

Y al día siguiente, Tyson Fury hizo una pelea enorme. Se levantó milagrosamente de la lona en el último round y logró sacar un empate en la pelea cuando era ampliamente desfavorecido en los pronósticos. Como él mismo lo dijo, se levantó como el ave fénix. En la revancha, Fury noquearía a Wilder.

Tomando habilidades de diversos peleadores, Tyson Fury armó su peleador perfecto

Tomando habilidades de diversos peleadores, Tyson Fury armó su peleador perfecto

Ray "Boom Boom" Mancini y el trágico nocaut a Duk Koo Kim que ahuyentó a la televisión

Ray “Boom Boom” Mancini y el trágico nocaut a Duk Koo Kim que ahuyentó a la televisión